top of page
  • Foto del escritorThais Aguilar

¿Cómo y por qué apoyar la campaña “Cambiemos la Regla”?




La Campaña “Cambiemos la Regla”, impulsada por la ONG Nosotras Women Connecting en Costa Rica, recolecta firmas digitales en el sitio web www.justiciamenstrual.com, para impulsar de nuevo el proyecto de Ley N.° 22.421, que promueve acciones estatales para facilitar el acceso a productos higiénicos menstruales.


Según Marysela Zamora, directora de la ONG, este proyecto procura la aplicación de una tarifa reducida para las ventas, así como para las importaciones o exportaciones de los materiales de primera necesidad utilizados para recolectar el flujo menstrual como toallas sanitarias (desechables o reutilizables), protectores diarios, tampones, copa menstrual y otros que sean catalogados por el Ministerio de Salud.


La iniciativa propone incorporar otros productos no contemplados en la canasta básica tributaria como la copa o calzones menstruales, además de educar en materia de salud e higiene menstrual a la población de los centros penitenciarios y de detención por condición migratoria.



La idea de la iniciativa no solo es incorporar otros productos no contemplados en la canasta básica tributaria, como la copa o calzones menstruales, sino además brindar mayor seguridad jurídica a este aspecto, al definirlo por ley, y no dejarlo en un decreto ejecutivo que puede variar en cualquier momento por parte del Ejecutivo.


Otros objetivos que persigue el proyecto, es el educar en materia de salud e higiene menstrual a la población de los centros penitenciarios y de detención por condición migratoria, así como incorporar en el currículo educativo, a partir del primer ciclo y hasta educación diversificada, todo lo referente a la educación menstrual vía Consejo Superior de Educación.


También propone la capacitación por parte del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), sobre educación menstrual, pero más importante, todavía propone dotar de los productos como toallas o copas a la población de centros educativos, centros penitenciarios y centros de detención por condición migratoria.


¿Cuánto cuesta cada regla?


Se estima que la vida fértil de una mujer puede durar hasta 4 décadas. Es decir, en promedio, una mujer tiene 13 ciclos al año de aproximadamente 5 días cada uno.


En este proceso se recomienda cambiar las toallas cada 4 horas durante el período, por lo que en promedio una mujer usará 30 toallas por período, 390 al año.


Cambiar 6 toallas diarias puede costar alrededor de ₡540 colones ($0,97) por mujer, es decir, un 27% de los ₡2,000 colones ($3,61) diarios que ganan los hogares más pobres del país.


Esto representa que, en toda su vida, una mujer podría necesitar en promedio 15,640 toallas sanitarias, con un costo mínimo de ₡90 ($016) cada una, llevándonos a un monto total de ₡1.400.000 ($2533,93) a lo largo de toda su vida fértil.



Sectores más afectados


Uno de los sectores de mujeres que más problemas tienen para gozar de esta justicia menstrual son las privadas de libertad; entre ellas suele suceder que carecen de apoyo por parte de familiares y amistades mientras están cumpliendo una pena carcelaria y parte de ese apoyo sería tener acceso a toallas sanitarias para sus periodos menstruales.


El sistema penitenciario, según indica Nosotras Women Connecting, no proporciona toallas ni aditamentos similares a esta población carcelaria, por lo que ellas deben agenciárselas con medias, trapos y trozos de tela.


Además, se calcula que 80.000 mujeres en Costa Rica que no pudieron acceder a la escuela, colegio, cita médica, actividad lúdica o familiar debido a que carecían de toallas o implementos para gestionar sus días de regla, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) desagregados por la ONG y esa realidad empeora en las zonas costeras y rurales.





Kommentare


bottom of page