top of page
  • Foto del escritorThais Aguilar

Ninguna migración es ilegal

La historia de la humanidad es la historia de seres humanos que salen del entorno en el que nacieron para explorar y conocer, sea de manera permanente, por necesidad, por curiosidad o por aventurarse.







Es más, si no fuéramos humanos que migramos, este planeta no habría desarrollado los niveles evolutivos de que gozamos, con todas sus luces y sombras.


Pero los tiempos convulsos que corren arrojan una especial animadversión hacia la migración, porque se ha instalado un relato excluyente y culpabilizante, que califica el acto de migrar como un delito, cuando son señales de serios problemas estructurales de países y regiones del mundo.


En la conversación global sobre migración y derechos humanos, el lenguaje juega un papel fundamental. El uso preciso de términos y etiquetas es esencial para promover un discurso respetuoso y efectivo en torno a las personas que se encuentran en situaciones de migración irregular.


En este blog, analizaremos el término "persona migrante en condición administrativa irregular" y argumentaremos por qué es la elección más apropiada, reemplazando alternativas como "sin documentos migratorios". Esta discusión es crucial en un momento en que la migración sigue siendo un tema candente en todo el mundo y los derechos humanos de los migrantes merecen una atención constante y precisa.


¿Migración ilegal o irregular?


Para entender por qué este término es el más apropiado, primero debemos comprender su significado.


Persona migrante: Este término destaca la identidad de la persona como alguien que se ha movido de un lugar a otro, sin importar las razones detrás de su movimiento. Reconoce que la migración es una parte inherente de la experiencia humana y no conlleva un juicio de valor.


Condición administrativa irregular: Este componente del término se refiere a la situación legal de la persona en el país de destino. Indica que, desde una perspectiva administrativa o legal, su presencia no cumple con los requisitos establecidos por las leyes de inmigración de ese país.


Sin documentos migratorios


El término "sin documentos migratorios" a menudo se ha utilizado para describir a personas en situación de migración irregular. Sin embargo, este término presenta problemas significativos.


Primero, "sin documentos migratorios" tiende a simplificar en exceso la compleja realidad de la migración irregular. No todas las personas en esta situación carecen completamente de documentos; algunos pueden tener documentos vencidos o no válidos, mientras que otros pueden estar en proceso de solicitud de asilo u otras formas de regularización.


Segundo, este término a menudo se usa de manera peyorativa y deshumanizante. Puede reforzar estereotipos negativos y llevar a la estigmatización de las personas migrantes en condición irregular, lo que va en contra de los principios de respeto y dignidad inherentes a los derechos humanos.


Ventajas de usar “persona migrante en condición administrativa irregular”


Cuando nos refiramos a una persona migrante o a la migración en blogs, noticias, comunicados o contenido en nuestras redes sociales, es fundamental la precisión de las palabras para no contribuir con las corrientes de desinformación y criminalización de la migración que vemos aumentar cada día en nuestros países centroamericanos.


Por ello comparto la conveniencia de usar el término “persona migrante en condición administrativa irregular”:


Precisión: Este término es más preciso y específico en la descripción de la situación de la persona. En lugar de generalizar, reconoce la variabilidad en las circunstancias de las personas en situación de migración irregular.


Dignidad y respeto: Utilizar este término demuestra respeto hacia las personas, reconociendo su humanidad y evitando la deshumanización inherente en términos como "sin documentos".


Enfoque de aspecto legal: La inclusión de "condición administrativa irregular" pone de relieve la cuestión legal de la migración irregular, lo que puede ser útil en contextos legales y políticos.


Alineado con Derechos Humanos: Este término se ajusta mejor a los principios de los derechos humanos, que subrayan la igualdad y la no discriminación, independientemente de la situación administrativa.


La responsabilidad del lenguaje adecuado


Como periodistas, comunicadores y profesionales del derecho, tenemos una responsabilidad ética y moral en el uso del lenguaje. El lenguaje que empleamos puede influir en la percepción pública y en las políticas gubernamentales. Al utilizar "persona migrante en condición administrativa irregular," podemos contribuir a un debate más informado y respetuoso sobre la migración y los derechos humanos.


El término "persona migrante en condición administrativa irregular" es la elección más apropiada y respetuosa al describir a quienes se encuentran en situaciones de migración irregular. A través de su precisión, dignidad y respeto hacia las personas migrantes, este término refleja los principios fundamentales de los derechos humanos y promueve un discurso más constructivo en torno a la migración.


Como sociedad, debemos recordar que detrás de cada término hay seres humanos con historias, necesidades y derechos que merecen ser reconocidos y respetados.





Commentaires


bottom of page